Dejar de fumar
 


Terapias de sustitución de la nicotina

Las terapias que proponen este método tienen como objetivo que no sientas el síndrome de abstinencia al dejar de fumar.

Quizá si piensas que no podrás aguantar dos o tres días de mareos, dolor de cabeza o nauseas esto sea lo mejor para ti.

La idea es recibir una dosis de nicotina por otra vía, no el cigarrillo. Una dosis mucho menor que la que tendrías fumando, pero suficiente para evitar la abstinencia.

Tenga en cuanta que estos métodos solo le servirán con el síndrome de abstinencia y no con las ganas de fumar o la ansiedad en si. Por lo que aunque tome estos recaudos sigue siendo recomendable que se tome las primeras 48 horas para solamente dejar de fumar y concentrarse en su objetivo.

Antes de realizar cualquier terapia de este tipo es recomendable que consulte a un medico y que lea atentamente el prospecto de dicha terapia aunque la misma sea de venta libre.

Las terapias de este tipo disponibles son:

  • Parches
  • Chicles
  • spray
  • Inhalador
  • Comprimidos